ORFIS nos quiere desacreditar: Comité Ciudadano Anticorrupción

– Es erróneo y doloso señalar como anomalías los pagos para comisionados, afirma Emilio Cárdenas

– Recibir honorarios por servicios prestados “no es un delito ni un problema”

El Informe Individual de la Fiscalización a la Cuenta Pública 2018 del Sistema Estatal Anticorrupción (SEA) fue con dolo y para desacreditar el trabajo de ese órgano autónomo, aseveró Emilio Cárdenas Escobosa, presidente del Comité de Participación Ciudadana (CPC). Expuso que el pago mensual por 76 mil 604 pesos que recibieron los integrantes del Comité y que el Órgano de Fiscalización Superior (ORFIS) observa como pagos “al margen de las disposiciones normativas aplicables”, es erróneo y doloso. Dijo que ese pago sí lo recibieron y está dentro de la ley, toda vez que corresponde a las percepciones salariales de los integrantes del CPC, mismo que está fundado, motivado y suscrito mediante condiciones contractuales bajo el régimen de contratos por servicios de honorarios y que fueron ajustados con motivo del recorte presupuestal que sufrió el SEA. Indicó que recibir honorarios por servicios prestados “no es un delito ni un problema, el sesgo que se le quiere dar tiene otra intención que lamento mucho porque no abona a fortalecer al sistema. Tenemos contratos por prestaciones de servicios y hemos cumplido con lo que establece la Ley. El Comité de Participación Ciudadana no incumplió con la ley, que sí recibió y recibe un honorario por sus servicios prestados al Sistema cumple; ya las intenciones, el sesgo político o las ganas de desacreditar quedan a la vista (…) la solventación de esas observaciones las tendrá que hacer la Secretaría Ejecutiva”. Expuso que las diferencias y los conflictos de intereses personales entre Sergio Vázquez Jiménez, expresidente del Comité y Lorenzo Antonio Portilla Vásquez, exauditor general del ORFIS, llevaron al Sistema a una dinámica de desgaste. “Y en ese contexto, se susbribe el sentido que se le quiso dar a al Informe de Resultados de la Cuenta Pública del año pasado”. Cárdenas Escobosa reconoció que el dictamen fue elaborado con dolo y con el afán de desacreditar el trabajo del CPC, pues el entonces presidente, Sergio Vázquez Jiménez, aspiraba al cargo de Auditor General del ORFIS. Respecto a las tres observaciones por un presunto un presunto daño patrimonial por de 2 millones 380 mil 411.85 pesos que detectó el Órgano de Fiscalización Superior (ORFIS) en la Cuenta Pública 2018 del SEA, dijo que corresponderá a la Secretaría Ejecutiva solventar en tiempo y en forma.